Las hormonas del ciclo reproductivo femenino

La ovulación - liberación de un óvulo por un ovario- es el evento más importante de un ciclo fértil; ocurre sólo una vez en un momento de dicho ciclo, aún cuando sea liberado más de un óvulo.

El proceso ovulatorio también produce las dos hormonas ováricas, estradiol y progesterona.

El estradiol es producido únicamente por el folículo en desarrollo antes de la ovulación; estimula las glándulas delcuello uterino (cervix) para que segreguen un tipo especial de sustancia mucosa (“moco con características fértiles”), la cual es esencial para que el esperma atraviese el cervix y alcance el óvulo. El estradiol también estimula el engrosamiento del endometrio que reviste internamente el útero (matriz).

Los cambios cíclicos en la actividad ovárica están controlados por la secreción de dos hormonas en la glándula pituitaria, la hormona folículo-estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH).

Los folículos del ovario tienen un nivel mínimo en sus requerimientos de FSH, por debajo del cual no se produce ninguna estimulación.

Hay también un nivel intermedio de producción de FSH que debe ser excedido antes que un único folículo sea finalmente impulsado para completar el proceso íntegro de la ovulación;

Tan pronto como el folículo dominante se lanza hacia la ovulación, se producen niveles rápidamente crecientes de estradiol. Este estimula la producción del moco cervical y también suprime la producción de FSH .

La caída de FSH también inicia un mecanismo de maduración dentro del folículo dominante que lo vuelve receptivo a la segunda gonadotrofina producida por la pituitaria, la hormona LH. Este brusco aumento de LH es el disparador que inicia la ruptura del folículo (ovulación) aproximadamente 37 horas después o 17 horas después que se alcanza el valor máximo de LH (pico de LH).

Los síntomas de mayor producción de moco con características fértiles se observan en el día del pico de estradiol, el cual precede al síntoma del Día Cúspide y a la ovulación. El rápido cambio que define al síntoma del Día Cúspide se da muy próximo al día de la ovulación y es debido al aumento en la producción de progesterona en ese momento. El momento de inicio del siguiente período menstrual en ausencia de un embarazo es muy predecible a partir de todos estos eventos.

Después de la ovulación, a partir de la ruptura del folículo se forma el cuerpo lúteo, el cual segrega estradiol y progesterona. Esta última causa el cambio brusco en las características del moco, lo cual ocurre inmediatamente después de la ovulación y define el síntoma del Día Cúspide.

La progesterona coadyuva a la preparación del endometrio previamente iniciada por el estradiol para la implantación del posible óvulo fecundado. 

En ausencia de un embarazo, la producción de estradiol y progesterona comienza a declinar aproximadamente 7 días después de la ovulación, lo cual se traduce en el desprendimiento del endometrio como sangrado menstrual a los 11 hasta 16 días posteriores a la ovulación.

El Método Billings utiliza los cambios en la producción del moco cervical como son percibidos por la mujer misma en su vulva, identificando así los eventos subyacentes fundamentales del ciclo ovulatorio.

Reference:Ovarian Activity and Fertility and the Billings Ovulation Method, Professor-Emeritus James B. Brown, Ovulation Method Research and Reference Centre of Australia.